fbpx
Revista Salvador

Tantra: el estado de presencia y de intimidad

Hay muy diversas definiciones y vasta información sobre su procedencia; pero fundamentalmente Tantra, es un modo de vivir, integrando todos los aspectos de la vida a un estado de decir “SI”.

Por Daniela Hearne

Es acerca de la vida en su totalidad y de poder desplegar todo su potencial. El sexo y la sexualidad, son una parte muy importante de ella, podríamos decir, el motor de la vida. La sexualidad es central en el Tantra, pero no necesariamente en términos de acto sexual, sino la energía sexual en si misma, ya que está por debajo de todo realmente.

Hay muchas maneras de aproximarse al Tantra como una práctica, como un entrenamiento para poder estar presentes y en intimidad con lo que sucede, con lo que sentimos. Usualmente es presentado como una aproximación a la sexualidad, pero es sobre intimidad más precisamente, es desarrollar la capacidad de estar en intimidad con uno mismo o con otro/a, otros/ as. Al volverse esto posible, transitamos necesariamente a través de la energía sexual; pero no es el propósito principal.

La sexualidad tiene por supuesto, el regalo de habilitarnos a estar en intimidad con sensaciones intensas. La satisfacción sexual, tiene que ver por sobre todas las cosas, con la capacidad, la posibilidad de permanecer intimo/a, no solo con el otro/a, sino con uno mismo.

Es improbable la verdadera satisfacción sexual si no estamos presentes, íntimos/as. (Tanto las prácticas de Yoga Dinámico, como de Tantra Yoga, si bien no trabajan directamente sobre la sexualidad, apoyan y sostienen la capacidad de permanecer en intimidad, de modo tal que sostienen como consecuencia, sexo y sexualidad más satisfactorios.)

Intimidad significa, estar tan cerca como sea posible con lo que sucede, con lo que estamos sintiendo y también es estar tan cerca cómo se pueda de lo que otra persona está sintiendo. El tema, es que todos tenemos miedo a la intimidad, seamos o no conscientes de eso; ya que es quedar al descubierto frente a un desconocido, porque todos de alguna manera somos desconocidos, aún para nosotros mismos.

Tenemos que quitarnos todas las defensas y las máscaras porque solo así es posible, pero de eso tenemos mucho miedo, miedo de sentir nuestra vulnerabilidad y de ser rechazados. Nos escondemos, no solo de los demás, sino de nosotros mismos, entre otras cosas porque nuestra educación está basada en “lo que debería ser “en vez de en “el ser “. Y muchas veces experimentamos lo que somos, muy alejados de lo que “deberíamos ser”. Nos encontramos tantas veces viviendo, quizá muchos años, con un completo desconocido/a (pareja, padres, hijos, hermanos, etc), porque nos resulta más seguro mantener las distancias , ciertas defensas para no ver expuesta nuestra vulnerabilidad, para no sufrir y tenemos miedo de sufrir, porque todos tenemos heridas.

A pesar del miedo que nos produce, todos sin excepción, necesitamos y anhelamos profundamente intimar, necesitamos a alguien en quien confiar, frente al cual poder mostrarnos y abrir nuestras heridas para que puedan sanar, porque solo pueden sanar si se abren, ( si las escondemos, se vuelven cada vez más peligrosas).

La intimidad es una necesidad esencial, cuando dos personas intiman abandonando las defensas, dejan de ser desconocidos descubriendo la vulnerabilidad e imparmenencia de ambos, retornando así a la belleza de su naturaleza humana. La vida sucede aquí y ahora, no hay otro lugar adonde ir, el momento presente es lo único real, eternamente es aquí y ahora. (El pasado, es un cúmulo de recuerdos que está en la mente, no hay vida ahí, y el futuro es una proyección de ese pasado, deseamos repetir las experiencias placenteras y queremos evitar las dolorosas, pero el futuro tampoco existe.

La capacidad de la mente para moverse entre el pasado y futuro, es una gran herramienta para la supervivencia, mientras está en el pasado o el futuro, no está aquí, ahora; y estamos habituados la mayoría de nosotros, a que nuestra mente este casi continuamente en el pasado o el futuro, generándonos como consecuencia, estados de insatisfacción). Es completamente necesario para estar aquí y ahora, estar dispuestos/as a sentir…tan sensible y honestamente como sea posible, tan presente, abierta y generosamente como sea posible, tanto lo placentero como lo doloroso.

No es posible discriminar entre lo que queremos y no queremos sentir, ya que eso sería como pretender vivir solo con la mitad de arriba del cuerpo, porque la mitad de abajo genera sensaciones que incomodan y eso no es posible; no es posible inhalar sin exhalar.

Es comprender que sólo se puede verdaderamente experimentar la vida en todo su potencial, aceptándola abierta y completamente como es, porque sino hacemos , solo existimos. Lo escrito en esta nota está basado en textos y audios de mis queridos profesores Godfrey Devereux y José L. Cabezas, y por supuesto que además, me hace profundo sentido.

Los invito a leer este fragmento:

Sí, eres un ser biológico eres un ser sexual y en tu sexualidad, en tu biología eres asimétrico, incompleto, vulnerable, estás infinitamente hambriento no sólo de comida y agua, de calor y de refugio de ropa y de compañía, de aceptación y comprensión sino también de tocar tu quieres, necesitas tocar y ser tocado no porque eres débil no porque seas tonto… porque estás vivo porque eres sexual porque estás incompleto y en la pureza del contacto desnudo puedes conocer la completitud puedes sentirte llenado completamente sólo por un momento y aunque solo por un momento ese momento puede ser tan maduro y nutritivo … si lo dejas venir puro y simple… ¿Puedes sentir ? ¿Estas listo para sentir? ¿ verdaderamente puedes sentir?

Godfrey Devereux Sadhana

Yoga Salta dicta clases de Yoga Dinámico a cargo de las profesoras: Marly Vigueras y Daniela Hearne. Sadhana Yoga en Calle Toribio Tedín 83. Facebook: Sadhana Yoga Salta. Mail: sadhanayoga@hotmail.es. Instagram: sadhanayogasalta

Relacionadas

Reflexiones milagreras

bernardo berri

“En mi historia judicial no hay un solo hecho ni de omisión ni de mirar para otro lado”

bernardo berri

“El aborto siempre es una tragedia”

c1411224