fbpx
Revista Salvador

¿Marca País o Nación?

Por Epaminondas

Y aquí estoy,  con mis manos en un teclado, tiempos modernos, antes era sosteniendo una estilográfica. Y lo estoy porque me lo pidió un amigo. Y como decía Fierro “al que es amigo jamás lo dejen en la estacada”.

Y estoy bajos los influjos de un buen Malbec, que a fuerza de citar, como decía Cortez (Alberto), “ el vino puede sacar cosas que el hombre se calla” y sigo citando: “este es uno de los eventos más importantes de la historia argentina” “queremos dejar un legado tangible, intangible y duradero… un legado en términos de marca país… en función de lo que somos que es nuestra diversidad, la diversidad es lo que somos…” y siguen las sandeces.

Esto, muy señores míos, lo dijo en conferencia de prensa, oficial y con toda la pompa, el señor Hernán Lombardi. No sé bien cuál es su rótulo, algo así como “Ministro de Comunicación”. Poco importa el título, es EL comunicador del gobierno. Tenía a diestra y siniestra a la ministra de seguridad, Patricia Bulrich, al de Transporte Guillermo Dietrich y algún otro pelafustón.

Importante mesa para informar uno de “los eventos más importantes de la historia argentina”. Primera reflexión, o estos tipos no saben nada de historia o son demasiado soberbios. O ambas cosas, me parece más adecuado esto último.

En primer lugar esto es faltarle el respeto a la historia, a nuestra historia. Habrase visto insolencia. Resulta ser que para este personajito, en términos “organizacionales” (Lombardi dixit), la cumbre del G20, estaría, por ejemplo, a la altura de la gesta Sanmartiniana. Y no quiero ingresar en otros hitos de la historia argentina.
Pero, a mi entender, lo más grave de lo dicho por este señor, es lo de la “marca país”.  Ya no somos una Patria ni una Nación, somos una marca. Y somos la marca de la diversidad. Algo así como ser cualquier cosa, que es como no ser nada.

Mi padre solía decirme, “la Patria es un don, la Nación una tarea, cumple con tu parte y déjales una Patria mejor a tus hijos”. Resulta ser que la tarea devino en posicionar una marca, la marca país, ¡que épica miserable!

Los Fenicios se ofenderían, de hecho regaron Europa con su sangre, por la gloria de Cartago. Quiero creer, y creo, que la inmensa mayoría de los argentinos, con sus más y con sus menos, todos los días cumple con su parte en la tarea de construir una Nación. Que lo hace con esfuerzo y con orgullo.

Que de alguna forma sabe que La Argentina es. Que su bandera es celeste y blanca y no la multicolor de la diversidad.

Señor Lombardi, no hace mucho, por ejemplo, apenas un año antes de la cumbre del G20, 44 argentinos morían en cumplimiento de su deber. No por una marca. Por amor a su Patria, por cumplir con su tarea de construir una Nación. El mundo entero, casi los mismos de la cumbre del G20, acudieron en ayuda. De una Nación Lombardi, no de una marca.

Tal vez a Ud. le hayan puesto la marca, pero, siguiendo con las citas, como cantaba Cafrune, los argentinos estamos orgullosos de ser orejanos.

Relacionadas

Palabras y silencios

bernardo berri

La luna de Pink Floyd dejó de ser oscura

bernardo berri

¿Propiedad o Acceso?

bernardo berri