fbpx
Revista Salvador

Agroexportadores

Economía

La agricultura y la ganadería son casi los únicos sectores productivos que presentan buenas expectativas para los próximos meses en medio del derrumbe económico causado por la pandemia de Coronavirus.

Por Gonzalo Teruel

Sin eufemismos, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe advirtió que la región sufrirá este año “el impacto económico más severo en su historia” como consecuencia de la pandemia de Coronavirus.

Según los cálculos del organismo, dependiente de la Organización de Naciones Unidas y dedicado a la promoción del desarrollo económico y social de la región, la caída será del 5,3% y provocará que casi 12 millones de personas pierdan sus trabajos y que la pobreza sume unas 30 millones de personas para llegar a casi 90 millones de americanos.

A diferencia de lo sucedido en otras crisis de alcance continental, esta vez la Argentina no solo no saldrá indemne sino que sufrirá aún más que los otros países. Su derrumbe será del 6,5%, según las proyecciones de la CEPAL.

El país se verá afectado por la parálisis interna (producto de los meses de aislamiento social preventivo y obligatorio) y la restricción del comercio exterior consecuencia del Coronavirus y por la propia devaluación del peso en relación al dólar y la imposibilidad de afrontar su deuda externa o, al menos por ahora, de lograr una renegociación razonable con los acreedores para evitar la cesación de pagos. 

De acuerdo al análisis de no pocos economistas y especialistas en temas productivos, todos los rubros serán alcanzados por esta crisis de orden global. Tanto la producción de bienes como a prestación de servicios tendrán caídas en sus niveles de actividad.

A grandes rasgos, el motivo del derrumbe de la actividad estará dado por los menores flujos disponibles (públicos y privados), la menor demanda de bienes y servicios y la incertidumbre global. 

Turismo, petróleo y energía, industria, construcción serán los rubros más afectados en sus actividades mientras que minería y agricultura y ganadería esperan una ligera recuperación que atenúe las dificultades hacia el segundo semestre. 

La expectativa del sector minero está puesta en China, y algunos otros grandes centros industriales importadores, y una posible reactivación de sus compañías en Bolivia, Chile y Argentina para reiniciar operaciones.

En el sector agropecuario, principal generador de divisas del país, el objetivo es sostener una actividad que (por realizarse lejos de los grandes centros urbanos y al aire libre) casi no fue alcanzada por las restricciones de la cuarentena. Las proyecciones para los próximos meses son buenas. 

En agricultura, habrá una cosecha 2019/20 que no será récord pero que será muy buena y superior a 100 millones de toneladas de granos. Y, de acuerdo a primeras estimaciones, la siembra 2020/21 también será buena. Por lo pronto, comenzará con una superficie destinada al trigo de 6,7 millones de hectáreas, 100 mil hectáreas más que el año pasado y la superficie más alta de la última década y la segunda más alta en 20 años.

En ganadería, la producción se mantendrá más o menos estable y las exportaciones caerán pero no demasiado. Los embarques de carne, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, caerán un 20% durante el año. Serán unas 150 o 160 mil toneladas menos que el año pasado pero, de cualquier modo, las exportaciones cárnicas serán de 640 o 650 mil toneladas, un número realmente importante y muy superior al promedio de la última década. Además, China (principal importador de carne argentina) este año deberá importar cerca de 4 millones de toneladas, 60% más que el año pasado. 

Esta mirada relativamente optimista sobre la situación del sector agropecuario es la que tiene el ministro de Producción y Desarrollo Sustentable de Salta, Martín de los Ríos. Durante la última semana de abril, en una reunión virtual con diputados oficialistas, consideró que, si bien la situación mundial a raíz de la pandemia de Coronavirus es dramática, “el carácter de Argentina como productor de alimentos ofrece una buena perspectiva para una recuperación económica”.

Relacionadas

Nace una aplicación salteña para mejorar el rendimiento escolar de los niños

bernardo berri

“En mi historia judicial no hay un solo hecho ni de omisión ni de mirar para otro lado”

bernardo berri

“El aborto siempre es una tragedia”

c1411224