fbpx
Revista Salvador

Ya, pero todavía no

Aunque distintos informes revelan signos de recuperación, funcionarios de gobierno y economistas coinciden en la prudencia de sus vaticinios sobre el impacto final de la pandemia de Covid-19 sobre la economía argentina.

Por Gonzalo Teruel

Confirmado el brutal impacto de la pandemia por Covid-19 sobre la economía argentina que según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe se materializará en una caída del Producto Bruto Interno superior al 10% durante 2020 y según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina en un incremento del desempleo del 10% a más del 15%, el interrogante es cuándo y de qué magnitud será la recuperación.

Autoridades de gobierno y especialistas en economía y comercio confían en que el inicio de ese proceso de recuperación económica será pronto si es que no comenzó ya. “Tengo datos que nos alientan, pero soy muy cauto porque el mundo ahora está dado vuelta” declaró a la prensa el presidente Alberto Fernández y confió que “todo indica que Argentina va a estar bien”.

El primer mandatario justificó su confianza por las medidas establecidas para mitigar, aunque sea en parte, los efectos nocivos de la pandemia como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para sostener el consumo y la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para garantizar el empleo. “La Argentina es uno de los países que más ha protegido al empleo por lo que esperamos que cuando se vuelva a producir las industrias se pongan en marcha rápidamente” explicó. Y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, añadió que ya hay datos como los consumos de energía eléctrica (empresas) y con tarjetas de crédito (personas) que indican “cierta recuperación”.

En efecto, informes de distintas entidades y organismos, confirmaron los daños sobre la economía nacional pero también anticiparon el inicio de la recuperación. Un documento del Centro de Estudios para la Producción que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo destacó que tras el derrumbe superior al 25% en el mes de mayo, la caída en junio no fue como se esperaba del 15% sino de menos del 7% y un análisis de la Unión Industrial Argentina confirmó que parte del entramado productivo ya se recuperó en julio debido a la habilitación de actividades con un estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios en los establecimientos industriales.

A partir de datos del INDEC, especialistas coincidieron en que la recuperación fue por ahora sectorizada y heterogénea. Los sectores que comenzaron su expansión son los industriales y comerciales ligados al agro (maquinaria e insumos agrícolas) y alimentos, al hogar como colchones y cocinas y a las demandas ligadas a la pandemia como equipamiento médico, jabones y detergentes mientras que la construcción (y la producción de materiales) ya detuvo su contracción. Por el contrario, textiles y calzados, cultura y deporte, y gastronomía y turismo continuaron su destrucción.

De cualquier modo y al igual que otros analistas, los economistas Ricardo Arriazu y Marina Dal Poggetto coincidieron en un probable “rebote” de la economía argentina pero pidieron que esa expansión se dé por aumento del gasto privado y no del gasto público.

Y, en distintos foros, desde el gobierno nacional avisaron a empresarios y sindicalistas que está en preparación una batería de medidas para concretar la recuperación productiva. “El plan de reactivación podría dividirse en grupos: iniciativas de estímulo al consumo para la salida de la pandemia y políticas, de mediano y largo plazo, para estimular la inversión y la generación de empleo en distintos sectores” explicitó Todesca y reconoció que el gobierno además “tiene en carpeta nuevas medidas como reintegros a las exportaciones industriales, subsidios para empresas que generen empleo y rebajas impositivas”.

Junto a estas iniciativas destinadas al mercado interno, en el gobierno confían en que el crecimiento de los saldos exportables de la agroindustria, la minería, el petróleo y la economía del conocimiento consolide la recuperación económica en los meses finales de 2020 y durante todo el 2021.