fbpx
Revista Salvador

El kirchnerista menos pensado

Desde la Fundación Pensar, usina de ideas del PRO, acusan al gobernador Gustavo Sáenz de “violentar valores” y “alinearse con el kirchnerismo” para entregarle los diputados nacionales que serán elegidos en 2021.

Por Gonzalo Teruel

Por la necesidad de asegurar el apoyo económico y financiero que la provincia necesita del gobierno nacional y por un elemental pragmatismo político era obvio, desde el inicio mismo de su gestión, que el gobernador Gustavo Sáenz se alinearía más temprano que tarde con el presidente Alberto Fernández.

Y el tiempo de ese alineamiento parece haber comenzado: el gobernador elige la gestión diaria para esquivar definiciones políticas y referencias al proceso electoral del próximo año pero se muestra cercano a las decisiones del presidente. Ese comportamiento de quién en el pasado se reconocía una y mil veces como “antikirchnerista” molesta a quienes lo ayudaron a llegar a la gobernación el año pasado.

Ante el lógico silencio de los dirigentes “macristas” que tienen responsabilidades institucionales (como ministros o legisladores) dentro de la gestión provincial, el encargado de explicitar el reordenamiento del escenario político fue Gustavo André, representante en Salta de la Fundación Pensar, usina de ideas del espacio del ex presidente Mauricio Macri.

“En el PRO Salta seguimos donde siempre estuvimos (…) Es el gobernador Gustavo Sáenz quien decidió alejarse del frente, violentando valores y alineándose con el kirchnerismo” escribió el empresario en sus redes sociales y cargó con dureza contra el primer mandatario provincial al que acusó por sus decisiones políticas y gubernamentales.

“El gobernador se alejó del frente provincial que le permitió ganar la gobernación con sus manifiestas acciones de alineamiento con el kirchnerismo. Conformó la CAP (Comisión de Acción Política) del justicialismo aliado con el leavismo k y actualmente opera para entregar a Alberto Fernández los próximos 3 diputados nacionales que serán elegidos en 2021 en Salta” analizó y acusó que “el gobernador apoyó la firma del decreto inconstitucional del presidente Alberto Fernández, que quitó fondos de coparticipación”.

Además, denunció un “ataque a la independencia de poderes” con el nombramiento de nuevos miembros de la Corte de Justicia “amigos del poder, con un escandaloso derroche presupuestario” y la “censura y ataque a la libertad de expresión” por la inaceptable clausura de la radio AM 750 “por una nota crítica a su gestión”.

Mucho peor aún, reprochó la “falta de transparencia” en la administración provincial. “La gestión de Gustavo Sáenz no rindió cuentas de los miles de millones de pesos que recibió la provincia en concepto de Paquete Covid-19 (…) No existen datos sobre el destino de $1.786 millones por Aportes del Tesoro Nacional y refuerzos para alimentos y productos de limpieza por parte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y de $11.159 millones para créditos FOGAR y FONDEP y programas sociales, las transferencias por los programas Sumar, Redes, Proteger y Salud Comunitaria por un monto de $160 millones” acusó.

André no sólo critica la gestión sino que, además, ataca a Sáenz por “violentar valores” y “alinearse con el kirchnerismo, olvidándose de que fue justamente el gobierno de Juntos por el Cambio quien lo ayudó para llegar a ser gobernador”.

Por ahora, Sáenz y su entorno evitan responder estas acusaciones y justifican la falta de definiciones políticas y de estrategia electoral por la emergencia sanitaria y la necesidad de atender la gestión diaria del gobierno.

“Cada uno decide en qué lugar estar. Lo que no se puede es estar en dos lugares al mismo tiempo” aseguró André en su publicación. Y Sáenz bien lo sabe.