fbpx
Revista Salvador

Donar plasma puede salvar vidas

Son la solidaridad y la empatía, algunas de las condiciones que harán más llevadera la  pandemia del coronavirus (COVID-19) que tiene al mundo en vilo desde finales de 2019.

Por Macarena Maristany

Entre las medidas temporales que existen actualmente para intentar palear los peores efectos del COVID-19, encontramos al distanciamiento social y para pacientes ya contagiados y en grave estado; la donación de plasma.

Sobre esto último, desde el Ministerio de Salud de la Nación informaron que las personas recuperadas de COVID-19 poseen en el plasma de su sangre anticuerpos que podrían beneficiar a quienes están cursando la enfermedad.

Si bien advierten que no se ha demostrado hasta la actualidad en forma fehaciente la seguridad y la eficacia de este tratamiento, se puede recurrir a casos que se dieron en el territorio nacional para decir que en algunos pacientes de gravedad, la recepción de plasma ha sido fundamental en su recuperación.

Uno de los casos más conocidos quizás sea el del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien contrajo el virus SARS-CoV-2 durante el mes de junio y quien era un paciente de riesgo por ser una persona de 50 años que además tenía distintas patologías previas debido a un cáncer de testículos, del cual se había recuperado en 2014, y porque padece asma crónico.

Según confirmó en ese entonces su médico personal, Ramiro Heredia a distintos medios nacionales, el Intendente tuvo complicaciones y su estado de salud fue grave. No obstante, logró salir adelante y fue el mismo Heredia quién atribuyó su recuperación directamente a dicho tratamiento.

“El procedimiento de plasma es un procedimiento sencillo que se usa desde hace más de 100 años. Tuvo un gran empujón gracias a los trabajos de Julio Maiztegui en la fiebre hemorrágica de la Argentina acá en la década del 70 y el paciente lo vive como a aplicación de un suero”, explicó por ese entonces Heredia.

Ahora bien, las cifras en la provincia dan cuenta que el panorama no es muy alentador. En un informe dado a conocer desde el Ministerio de Salud el pasado 12 de agosto, se pudo conocer que de 305 personas recuperadas hasta esa fecha, sólo 24 habían llamado voluntariamente ofreciéndose como donantes. De los cuales, sólo 8 lograron concretar la donación, 10 no resultaron aptas y 6 se encontraban en proceso.

Ya sea por falta de conocimiento en el tema, o por temor, los pacientes recuperados, al menos en su gran mayoría, no estarían colaborando en la recuperación de las más de mil personas que ya hay contagiadas en todo el territorio provincial.

Resulta entonces de vital importancia insistir en que la donación de plasma es un procedimiento sencillo, rápido y seguro y que lo puede realizar cualquier persona que reúna los requisitos generales para donar sangre en el Centro Regional de Hemoterapia, ubicado en Bolívar 687.

Es decir, pueden donar plasma todas aquellas personas de entre 16 y 65 años de edad, que tengan el alta médica definitiva, con un peso corporal mínimo de 50 kilos. En tanto, no pueden ser donantes, las embarazadas o mujeres que estén en etapa de amamantamiento y quienes se hayan sometido a cirugía, colocado un piercing o realizado tatuaje en los últimos doce meses.

En cuanto al procedimiento, la donación de plasma se efectúa mediante la técnica de aféresis, con utilización de una máquina que separa los hemocomponentes por centrifugado, toma el plasma y devuelve al torrente sanguíneo los que no se utilizan. El plasma que aporta un donante puede conservarse hasta un año y puede transfundirse hasta a tres pacientes. Quienes deseen ser donantes, pueden llamar al teléfono 0387 4215020, o enviar un mensaje de WhatsApp a la línea 3875534214 durante las 24 horas, dejando sus datos personales.

Posteriormente, un profesional del Centro Regional de Hemoterapia contactará al posible donante, efectuará una breve entrevista y asesorará sobre el procedimiento. Posteriormente, al voluntario se le tomará una muestra de sangre para los análisis previos de rigor y, en el caso de ser apto, se coordinará día y hora de la donación.

Finalmente, cabe recalcar que casi en simultáneo con el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus en el mundo, comenzaron las carreras en distintos países para dar con una vacuna. Pero mientras se espera por la misma, es la solidaridad y la empatía el único camino posible para las soluciones temporales para luchar contra la pandemia que azota al mundo.