fbpx
Revista Salvador

De cine, pandemias y otros demonios

A lo largo de la historia de la Humanidad, el hombre ha necesitado dar y dejar testimonio de lo vivido y experimentado. Desde las pinturas rupestres –que datan de más de 20 mil años-, pasando por los pictogramas, ideogramas, logogramas, las escrituras jeroglíficas, y la escritura silábica y alfabética hasta llegar a las formas más evolucionadas de registro con el nacimiento de los mass media o medios de comunicación (radio y televisión) y formas de manifestación artística (música, artes plásticas), todos tienen como denominador común el hecho de conformar una gran memoria de la humanidad, lo que se conoce como la historia mundial.

Por Julio Frías

Existe un afán de rescate del pasado, cuya cronología explica por sí sola la razón de tales o cuales fenómenos o hechos. Pero hay un arte en particular que viene siendo el encargado de vehiculizar todos los sentimientos y emociones que se puedan experimentar: el cine.

Los géneros cinematográficos y su lenguaje son los encargados de crear ilusión, vender fantasía, retratar vidas, relatar hechos, recrear sucesos y hasta de anticiparlos en algunos casos. Ya sea que el relato sea en clave de drama, comedia dramática, suspenso, acción, terror, ciencia-ficción, el llamado séptimo arte se las ha ingeniado para no dejarnos jamás indiferentes.

Ciento veinticinco años después del nacimiento del cine, hoy, desde la comodidad del hogar se puede asistir a una función “on demand” (bajo demanda), de cualquier género e incluso presenciar lo que nos está sucediendo, más o menos cercano a la realidad. Y aquí me detengo para hablar de estas películas que hoy parecen concitar la atención (por curiosidad, morbo o simples ganas), lejos de conducirnos al espanto: las de pandemia.

Es asombroso cómo opera la mente del ser humano que, tras la amenaza de un nuevo virus que lo obligó al confinamiento, buscó y busca aquello que lo identifica con esa realidad, esa suerte de espejo ajeno que lo haga ver aquello de lo que seguramente huiría, si le tocara en carne propia: el horror de ser tocado por un enemigo mortal.

Así es como títulos antes no tenidos en cuenta, hoy se consumen con avidez y aquí les va una lista, si es que quieren pasar a engrosar las filas de espectadores-consumidores de pandemia dentro de otra pandemia:

Epidemia. Título original: Outbreak. Año: 1995. País: Estados Unidos. Dirección: Wolfgang Petersen. Protagonistas: Dustin Hoffman, René Russo, Morgan Freeman, Kevin Spacey, entre otros.

Doce monos. Título original: 12 monkeys. Año: 1995. País: Estados Unidos. Dirección: Terry Gilliam. Protagonistas: Bruce Willis, Madeleine Stowe, Brad Pitt, entre otros.

Soy Leyenda. Título original: I am Legend. Año: 2007. País: Estados Unidos. Dirección: Francis Lawrence. Protagonistas: Will Smith, Alice Braga, Salli Richardson-Whitfield.

Contagio. Título original: Contagion. Año: 2011. País: Estados Unidos. Dirección y fotografía: Steven Soderbergh. Protagonistas: Matt Damon, Kate Winslet, Marion Cotillard, Laurence Fishburne, entre otros.

Virus. Título original: Gamgi. Año: 2013. País: Corea del Sur. Dirección: Kim Sung-Su. Protagonistas: Jang Hyuk, Su-Ae, Cha In-pyo.

Guerra Mundial Z. Título original: World War Z. Año: 2013. País: Estados Unidos. Dirección: Marc Forster. Protagonistas: Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz, David Morse.

Tren a Busan. Título original: Train to Busan. Año: 2016. País: Corea del Sur. Dirección: Yeon Sang-ho. Protagonistas: Gong Yoo, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, entre otros.

Cargo. Título original: Cargo. Año: 2017. País: Australia. Dirección: Ben Howling, Yolanda Ramke. Protagonistas: Martin Freeman, Anthony Hayes, Caren Pistorius.

A ciegas. Título original: Bird Box. Año: 2018. País: Estados Unidos. Dirección: Susanne Bier. Protagonistas: Sandra Bullock, Trevante Rhodes, John Malkovich, entre otros.

Lo que comparten en común es el hecho de que su calificación promedio es: Buena. Algunas de ellas incluso han recibido nominaciones a diferentes premios e incluso han ganado, tal es el caso de “Doce monos” que ganó el Globo de Oro en la única terna que estaba nominada: mejor actor de reparto. Por otro lado, ninguna de ellas responde a un género puro, ya que todas combinan diferentes: desde acción, catástrofe, drama, suspenso, ciencia ficción, futuro postapocalíptico, distopía.

Dato

Algunas de ellas son remake, tal el caso de: Doce monos (basada en la serie del mismo nombre, del año 2015), Soy Leyenda (Soy leyenda: Awakening y I am Omega, ambas de 2007) y Cargo (Cargo, film australiano del año 2013).

Algunas de ellas se pueden ver actualmente en la plataforma Netflix, HBO o en YouTube.

 Señoras y señores: en tiempos de aislamiento social, preventivo y obligatorio, el entretenimiento  está servido más que nunca. Sólo faltan los pochoclos. Eso sí: no olviden que los menores deben estar acompañados de sus padres o mayores.